¿Has empezado a gestionar de forma integral tu granja?

Si aún no has empezado a realizar una gestión integral de tu granja de vacas nodrizas, en este vídeo te explico una de las razones por las que puede ayudar a hacerte más feliz.

La felicidad está en la búsqueda

Si lees artículos o libros sobre felicidad, puedes descubrir que muchos de los expertos sobre el tema están de acuerdo en que la “felicidad está en la búsqueda”. Dirigirse hacia unos objetivos, sintiendo que se están dando los pasos adecuados y que nos acercamos a una situación mejor, es uno de los componentes que nos conducen a la felicidad.

Un perro es un ejemplo perfecto de ello. Cuando un perro sabe que le van a echar de comer es absolutamente feliz. El camino hasta el comedero suele ir acompañado de saltos, ladridos, piruetas. En cambio, cuando llega finalmente la comida y empieza a disfrutar de ella, aparece la calma. El perro es mucho más feliz cuando la comida se acerca que cuando la ingiere. La explicación fisiológica es que se produce una liberación enorme de dopamina, incluso aunque el objetivo no llegue a realizarse. En el hipotálamo se pone en marcha el “circuito de la búsqueda”.

La gestión integral como vía de mejora

Si realizas una gestión integral de tu granja, realizarás ese camino. Te fijarás objetivos realistas de mejora y te pondrás en marcha para conseguirlos. Y además serás capaz de imaginar una explotación y una vida mejor. Durante ese proceso de mejora con lógica y en el que gracias a que tomas datos puedes ir viendo realmente los pasos que vas dando en el camino correcto, la felicidad por realizar tu trabajo aumentará.

Aunque los resultados tarden en llegar, y no alcancemos los objetivos tan pronto como queremos, el proceso para llegar a ellos será suficientemente satisfactorio en sí mismo. Y por ello habrá merecido la pena.

P. D. Si conoces a alguien que quiera ser más feliz con su granja, no olvides enviarle un enlace. Así podrá animarse a empezar una gestión integral que le acerque a sus objetivos.