El trabajo como ganadero tiene que dejar tiempo libre para otras actividades distintas a las de tu explotación. Las granjas en las que trabajo, y que tienen vacas de carne, ya están mejorando en la conciliación laboral y familiar.

Uno de los factores que más afectan a la felicidad de las personas son las relaciones sociales. Estar todo el día trabajando impide que podamos disfrutar de la vida. Si no tienes vida familiar ni tiempo para los amigos o para salir un rato a tomar algo vas a ser muy infeliz. Aunque te gusten mucho las vacas.

¿Qué puedes hacer para ganarle tiempo al reloj?

[Si no tienes tiempo para leer puedes pasar directamente a verlo en el vídeo.]

Analiza tu día a día.

El teorema de Pareto afirmaba que el 20% de las personas acumulaban el 80% de la riqueza. Si lo aplicamos al tiempo, en tu granja posiblemente el 20% de tu tiempo lo emplees en las cosas que te dan el 80% del beneficio. Y muchísimas del resto de tareas que haces al día no son importantes. O no son tan importantes como para renunciar a estar un rato con tu hijo, y estar en tu granja trabajando.

Haz un análisis desde que empiezas a trabajar hasta que vuelves a tu casa. Apunta qué cosas haces y sé constante durante varios días. Descubrirás que muchas tareas que realizas no son eficientes. En las que pierdes mucho tiempo para un beneficio muy pequeño.

Concentra partos

Concentrar partos te ayuda a conciliar la vida laboral y familiar. Tendrás que sufrir dos o tres meses muy malos. En los que deberás ir a ver a tus vacas por la mañana, tarde y noche. Porque estarán todas de parto. Y si no vas a verlas corres el riesgo de perder algún ternero -y alguna vaca nodriza-. El periodo de partos es el de mayor estrés y trabajo en una granja de vacuno de carne. Pero si eso lo concentras en un periodo corto, el resto del año será mucho más relajado.

Yo tengo clientes que ya lo están realizando y  pueden afirmarte que su calidad de vida ha mejorado mucho. Pasan una época de estrés y mucho trabajo -donde pueden contratar a alguien de manera temporal-, pero el resto del año su vida mejora notablemente.

Invierte en tecnología.

Existen multitud de opciones en función del dinero que puedas invertir: GPSs que nos avisen de cuando las vacas están de parto, maquinaria para los trabajos de la granja, programas de gestión para obtener los datos globales de tu granja rápidamente (*), aplicaciones móviles que rellenen automáticamente los libros de tu granja y automaticen las altas y bajas (**)…

Puedes encontrar inversiones desde unos pocos € hasta varios miles. Pero si las evalúas bien, en general merecerán la pena porque vas a comprar vida para ti. La tecnología de permitirá ganar tiempo.

Sé práctico

No intentes ser perfeccionista. Es mejor “hecho” que “perfecto”. A veces nos ponemos objetivos y obligaciones que no son eficientes. Por ejemplo: quieres que todas las vacas coman exactamente la ración que necesitan. Y eso te supone estar con las que menos pueden mucho tiempo para asegurarte de que comen. Para ser práctico tienes dos opciones: poner más comederos que vacas o hacer lotes de alimentación –aquí explico un poco más el uso de lotes para alimentación-.

La explotación hay que verla como un global. No te centres en la vaca, céntrate en la granja.

Claves para ganar tiempo

Con estos 4 puntos, si te lo tomas en serio, vas a mejorar la conciliación laboral con familiar.

Primero: Céntrate en el 20% que te da el 80% más importante.

Segundo: Concentra partos.

Tercero: Invierte en tecnología.

Y cuarto: Sé práctico.

;

P.D. Si conoces a alguien que le puedan interesar estos artículos no dudes en enviárselos.

(*) Como programa de gestión yo estoy utilizando en las granjas vaquitec. Colaboro de forma habitual con ellos, así que si crees que puedes estar interesado mándame un correo a info@sergiosantoslopez.com y te envíaré un código para obtener un descuento en la licencia.

(**) En esta web puedes encontrar una aplicación y unos cuadernos de campo que agilicen la toma de datos en tu granja y te facilitan la elaboración de los libros de la explotación: camporal