¿Has comenzado a realizar la gestión económica de tu granja de nodrizas? ¿Y has decidido ya cuánto quieres ganar con tus vacas?

Pues si no lo has hecho ya, deberías empezar a hacerlo. En un negocio como una granja de vacas de carne, es importante que el trabajo desempeñado tenga un sueldo. Cuando empezamos a tomar en serio la gestión económica de una explotación de vacas nodrizas, en la matriz de gastos debe aparecer el apartado de “salario“. Y como es obvio, también debemos sumar los gastos de Seguridad Social que nos afecten.

Hay que separar el beneficio empresarial de los rendimientos del trabajo. La tarea dedicada a los animales cada día debería tener una contrapestación económica. El valor económico de ese trabajo lo tienes que fijar tú. No hay una cantidad estándar porque depende mucho de la eficiencia en las horas empleadas. Lo ideal sería 1 UTH (unidad de trabajo que desempeña una persona a jornada completa de 40 h semanales) se encargue al menos de 60-80 vacas adultas. Pero si conseguimos superar las 100 UGM (unidades de ganado mayor) por cada UTH estaremos mejorando mucho la rentabilidad. Y si además del salario puedes computarte unos ingresos como “gerencia”, aún es mejor.

Mano de obra familiar en la gestión económica

Tampoco nos debemos olvidar de la mano de obra familiar. Ese hijo o sobrino que te echa una mano de vez en cuando, o tu padre que te cubre el día que libras… Aunque no les pagues un sueldo son horas que debes computar. Porque si no estuvieran te verías obligado a contratar a alguien. Cuando yo me encargo de la gestión y de realizar la cuenta de resultados de una granja, utilizo como referencia 10 € por hora trabajada.

Una vez incluidos estos costes de mano de obra, podremos evaluar el beneficio de la empresa. Si resulta que es negativo, puede ocurrir que hayamos sobrevalorado el importe de nuestro trabajo. Pero también puede ocurrir que nuestro trabajo sí esté bien valorado. Pero tenemos que esforzarnos en conseguir que la rentabilidad de la granja de vacas nodrizas sea superior.

Si estás en el primer caso, solo puedo decirte que lo siento mucho. Pero si estás en el segundo, es momento de ponerte manos a la obra y mejorar la viabilidad de tu explotación de vacas de carne.

 

P.D. Si conoces a alguien que pueda interesarle este tema, o en general la gestión económica e integral de su granja de vacas nodrizas, no dudes en reenviárselo.